COLD TREATMENT

Información sobre el Cold Treatment para China, Corea, USA, Australia, ASIA

Qué es Cold Treatment

Uno de los principales quebraderos de cabeza de los exportadores e importadores de fruta es la mosca del Mediterráneo (Moscamed ó Medfly). El tratamiento Cold Treatment permite exterminar la plaga de la mosca de la fruta mientras la mercancía viaja en los contenedores y antes de llegar a su destino.

En el transporte de perecederos, el Cold Treatment, es un tratamiento de frío al que se somete a ciertas frutas, fundamentalmente cítricos y fruta de hueso, una vez cargadas en los contenedores reefer, tambíen se puede hacer en el almacén certíficado del exportador o transitario.

A quién interesa el Cold Treatment

El tratamiento Cold Treatment se dirige especialmente a exportadores e importadores de fruta, concretamente de cítricos y algunas frutas de hueso. El exportador es el responsable de que se complete el tratamiento, mientras que el importador debe prevenir (en su propio interés), al exportador sobre la exigencia de este tratamiento para introducir la fruta en su país.

Tipos de tratamiento Cold Treatment

No existe un único tratamiento aplicable a todos los destinos y productos, sino que la Autoridad Fitosanitaria de cada país establece las condiciones en cuanto a temperatura y duración y las recoge en lo que llamamos protocolo.

En cualquier caso, todos los protocoles de Cold Treatment deben respetar 2 condiciones según el país de destino y el tipo de producto:

  • TEMPERATURA

    La temperatura de la pulpa de la fruta de debe ser igual o inferior, durante todo el proceso, a la exigida por el protocolo de cada país.

  • DURACIÓN DEL TRATAMIENTO

    El protocolo de cada país marca igualmente la duración del tratamiento.

Estos son algunos de los países que exigen Cold Treatment para la entrada de ciertos productos cítricos y de hueso, y sus protocolos:

AUSTRALIA

  • 10 días a ≤ 0ºC

  • 11 días a ≤ 0.55 ºC

  • 12 días a ≤ 1.11ºC

  • 14 días a ≤ 1.66ºC

  • 16 días a ≤ 2.22ºC

USA

  • 14 días a ≤ 1.11ºC

  • 16 días a ≤ 1.67ºC

  • 18 días a ≤ 2.22ºC

CHINA

  • 15 días a ≤ 1.1ºC

  • 17 días a ≤ 1.7ºC

  • 21 días a ≤ 2.1ºC

COREA

  • 17 días a ≤ 2ºC

El Cold Treatment consigue acabar con la plaga de la mosca y evitar que se extienda a partes del mundo donde no existe, y ello sin necesidad de utilizar insecticidas que puedan dañar la fruta.

Dónde podemos encontrar las condiciones del Cold Treatment

El exportador debe ponerse en contacto con su cliente para informarse sobre las restricciones y la legislación (entre ellas la referente al tratamiento Cold Treatment), que existen en el país de destino referente al producto que va a exportar. El cliente en destino puede obtener dicha información a través de la Autoridad Fitosanitaria u organismo competente de su país.

Otras opciones son tratar de informarse a través de la naviera o de la Autoridad Fitosanitaria o Ministerio de Agricultura del país de origen, si bien no necesariamente dispondrán de esta información.

Proceso de Cold Treatment

Para que el tratamiento sea efectivo, la fruta debe mantenerse durante todo el tratamiento a la temperatura que exija el protocolo de cada país. Por ello es de vital importancia poder controlar la temperatura.

  • La fruta debe pre enfriarse por el exportador a la temperatura indicada en el protocolo durante al menos 48h antes de la carga.

  • El contenedor reefer vacío se somete a una inspección conocida como pre-trip en la cual:

    • Se asegura el correcto funcionamiento de la unidad refrigerada, su control de temperatura y los aparatos de medición/grabación de datos.

    • Se revisan los posibles daños estructurales.

    • Se comprueba la limpieza del contenedor para recibir mercancía.

    • Se prepara y ajusta el contenedor a la temperatura, humedad y ventilación solicitadas por el proveedor o cargador a través de un email.

    • El exportador comprueba el perfecto funcionamiento y limpieza del contenedor reefer, de no ser así, podría tener picos de temperatura, proporcionando malas lecturas de las temperaturas y obligando a reiniciar el proceso de Cold Treatment.

Sonda para el tratamiento Cold Treatment

  • Un inspector de Sanidad Vegetal, perteneciente al Ministerio de Agricultura se desplaza al almacén del cliente donde se realiza la carga para verificar la correcta instalación en la fruta de 3 sondas (instrumento que se introduce en un cuerpo para explorar alguna de sus partes o extraer o introducir sustancias). Estas sondas recogerán la temperatura de la fruta en 3 puntos concretos del contenedor que vendrán especificados en cada protocolo.

  • Antes de colocarse, las sondas se calibran para asegurar su correcto funcionamiento. Para ello se sumergen en un cubo con hielo hasta que alcancen los 0ºC, se dejan calentar y se repite la operación varias veces como prueba y garantía de que funcionan perfectamente.

  • Una vez calibradas, y con la fruta ya cargada en el contenedor, las sondas se pinchan en la fruta hasta llegar a la pulpa, ya que lo importante es la temperatura de la fruta, no del contenedor. Las tres sondas tienen que estar por debajo de la temperatura exigida en cada tratamiento Cold Treatment.

  • Una vez todo instalado, los técnicos toman nota del correcto funcionamiento de las sondas, certifican que se cumplen los requisitos adecuados y lo adjuntan al certificado fitosanitario.

Qué ocurre si no se completa el tratamiento Cold Treatment

Para saber si se ha cumplido el tratamiento necesitamos tener un registro de la temperatura de la fruta. Esta información queda registrada en el datalogger del contenedor, un ordenador de abordo encargado de grabar, almacenar y (en los contenedores adaptados para ello), monitorizar a distancia los datos de temperatura, humedad y ventilación del contenedor.

Así pues, las temperaturas de las 3 sondas se registra durante todo el tratamiento y se transmiten a la naviera que a su vez las reenvía al departamento de Sanidad Vegetal del Ministerio de Agricultura. Para tranquilidad de nuestros clientes, nuestros especialistas en transporte reefer se comprometen a pedir a las navieras las lecturas de las temperaturas para que ellos mismos puedan realizar seguimiento y confirmar que se respetan los márgenes establecidos.

En caso de que el tratamiento se rompa porque se supere la temperatura exigida, el proceso se debe iniciar de nuevo y volver al día 1. La temperatura del contenedor se deberá ajustar de nuevo siempre con cuidado para evitar que la fruta se congele.

El objetivo es que, una vez llegue al puerto de descarga, se haya cumplido el tratamiento independientemente de cuantas veces se haya iniciado el proceso. Si se llega a puerto sin haberlo completado, la mercancía no se podrá descargar del contenedor incurriendo en los correspondiente cargos de demora, ocupación, conexiones, etc.

Áreas de Especialización
  • Mercado Alemán

  • Mercado Asiático

  • Marcas Premium Gourmet

 

  • Eventos , Ferias y Congresos

  • Diseño e desarollo de marca

  • Marketing y Comunicaciones

  • ​Certificaciónes

  • Control de residuos

  • Investigación

 ©  FRUITCONSULTING ltd.  Hong Kong- Düsseldorf - Málaga   2020 

fruitConsulting_plus.png
fruitConsulting_plus.png
  • LinkedIn - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Facebook - Grey Circle